Asesinato en el Orient Express- Agatha Christie

Tras resolver un importante caso en Siria, Hércules Poirot se dispone a volver a Inglaterra en el Orient Express desde Estambul, que en esa época del año, en pleno invierno, suele ir casi vacío, pero en esa ocasión va inusualmente lleno. Cuando un tal Sr. Harris no se presenta, Poirot ocupa su lugar, junto a un joven norteamericano llamado Héctor MacQueen. La segunda noche, Poirot consigue un compartimento para él sólo.
Esa noche, cerca de Belgrado, unos veintitrés minutos antes de la 1:00 am, Poirot se despierta al oír un fuerte ruido, que parece proceder del compartimento de al lado, ocupado por un millonario norteamericano, llamado Samuel Ratchett. Cuando Poirot se asoma para ver que ocurre, ve al encargado del vagón, Pierre Michel, llamar a la puerta de Ratchett. Un hombre contesta en francés Ce n’est rien. Je me suis trompé, que significa No es nada. Me he equivocado., y el conductor va a responder otra llamada. Poirot decide volver a la cama, pero no consigue dormirse porque el tren parece haber dejado de moverse y además tiene sed.
Al levantarse, oye a una dama norteamericana, Mrs. Hubbard, tocar el timbre insistentemente. Poirot llama a Michel y le pide una botella de agua mineral, y se entera de que Mrs. Hubbard cree que alguien ha entrado en su compartimento. También se entera de que el tren ha quedado bloqueado debido a una tormenta de nieve. Poirot se despide de Michel y trata de volver a dormir, pero un golpe en su puerta le vuelve a despertar. Esta vez, cuando se asoma, todo está en silencio, y sólo ve a una mujer de espaldas, con un quimono escarlata.
A la mañana siguiente se entera de que Ratchett ha sido asesinado de doce puñaladas mientras dormía. Sin embargo, las pistas y los hechos son muy misteriosos, ya que algunas puñaladas son muy profundas y otras son sólo simples cortes, y algunas parecen hechas por una persona zurda y otras por una persona diestra.


Poirot encuentra numerosas pistas en el compartimento de la víctima y en el tren, como un pañuelo de lino con la inicial “H” bordada, un limpiapipas y un botón de un uniforme de conductor. Estas pistas sugieren que el asesino o asesinos han sido algo descuidados, pero cada pista parece apuntar a un sospechoso distinto, lo que hace pensar que algunas han sido simuladas.
Al reconstruir un fragmento de una carta quemada, Poirot descubre que Ratchett era un fugitivo de los Estados Unidos llamado Cassetti. Cinco años antes, Cassetti secuestró a una niña de tres años llamada Daisy Armstrong. Aunque la familia Armstrong pago un cuantioso rescate, Cassetti asesinó a la niña y escapó del país con el dinero. La madre de Daisy, Sonia Armstrong, estaba embarazada cuando se enteró de la muerte de Daisy. El choque le hizo dar a luz prematuramente, y el niño y ella murieron. Su marido, el coronel Armstrong, se pegó un tiro enloquecido por el dolor. La niñera, Susanne, fue considerada sospechosa por la policía, y se suicidó tirándose por una ventana, tras lo cual se demostró que era inocente.
Las pruebas aumentan y lo hacen en direcciones totalmente distintas, pareciendo que Poirot está siendo desafiado por un verdadero genio. Una prueba crucial, el kimono escarlata que una mujer desconocida llevaba puesto la noche del asesinato, aparece en la maleta de Poirot.

Poirot descubre que algunos de los pasajeros tienen relación con la víctima y otros la tienen con la familia Armstrong.Imagen

  • Edward Masterman era el ordenanza del coronel Armstrong durante la guerra.
  • El coronel Arbuthnot era compañero y mejor amigo del coronel Armstrong.
  • Mrs. Hubbard es en realidad una actriz llamada Linda Arden (su verdadero nombre es Linda Goldenberg), la madre de Sonia Armstrong y abuela de Daisy.
  • La condesa Andrenyi (apellido de soltera Goldenberg) es la hermana de Sonia Armstrong y tía de Daisy.
  • La princesa Dragomiroff era la madrina de Sonia Armstrong.
  • Miss Debenham era secretaria de Sonia Armstrong e institutriz de Daisy.
  • Héctor MacQueen era hijo del fiscal encargado del caso.
  • Hildegarde Schmidt era la cocinera de la familia Armstrong.
  • Antonio Foscarelli era el chófer de la familia Armstrong.
  • Greta Ohlsson era la niñera de Daisy.
  • Pierre Michel es el padre de Susanne, la doncella de la familia Armstrong, que se suicidó al ser acusada falsamente de cómplice de los secuestradores.
  • Cyrus Hardman era un policía que estaba enamorado de Susanne.

Después de analizar los testimonios de los viajeros y las pruebas, Poirot convoca a los doce sospechosos, monsieur Bouc y al doctor Constantine, sus compañeros de investigación, en el vagón-restaurante, y da dos posibles explicaciones del asesinato de Ratchett.

 

  1. La primera explicación es que un extraño– un gángster enemigo de Ratchett– subió al tren en Vinkovci, la última parada, asesinó a Ratchett por razones desconocidas y escapó sin ser visto. El crimen ocurrió una hora antes de lo que todo el mundo pensó, ya que Ratchett y algunas personas más no se dieron cuenta de que el tren había entrado en otro huso horario. Los otros ruidos oídos que Poirot oyó esa noche no tienen relación con el asesinato. Sin embargo, el doctor Constantine dice que Poirot debe ser consciente de que eso no explica todas las circunstancias del caso.
  2. La segunda explicación es más compleja e impactante: todos los sospechosos son culpables. Las primeras sospechas de Poirot se deben a que en el tren hay pasajeros de diversas nacionalidades europeas, lo que, según Poirot, sólo puede ocurrir en Estados Unidos, donde pueden reunirse personas procedentes de distintas nacionalidades y clases sociales. El crimen no puede haber ocurrido de otra forma, dadas las pistas. Poirot revela que todos los pasajeros eran familiares, sirvientes o amigos de la familia Armstrong, o tuvieron relación con el caso. Todos quedaron profundamente afectados por la muerte de Daisy y sus consecuencias. Decidieron ser ellos mismos los verdugos de Cassetti para vengar un crimen que la ley no pudo castigar.

hp

Cada sospechoso dio una puñalada a Ratchett, por lo que no se sabe quién dio la puñalada que le mató. Doce de los conspiradores participaron como un jurado de doce personas, con el conde Andrenyi actuando en lugar de su esposa, ya que ella, al ser la tía de Daisy, hubiera sido la principal sospechosa. Una litera fue reservada con un nombre ficticio – Harris – por lo que sólo la víctima y los conspiradores estarían a bordo, pero el compartimento de al lado del de Ratchett estaba reservado para un director de la Compañía.
El inesperado bloqueo del tren debido a la nieve y la inesperada presencia de Poirot causaron complicaciones a los conspiradores, que hicieron que algunas pistas importantes fuesen descuidadas. Mientras Poirot revela los detalles de la elaborada trama, algunos sospechosos comienzan a llorar. Mrs. Hubbard confiesa que la segunda explicación es la correcta.

Poirot entonces pide a monsieur Bouc que escoja una de las dos explicaciones, y él decide que la primera explicación es la que deben dar a la policía. Por compasión hacia la familia Armstrong, Poirot y el doctor Constantine aceptan. Con su labor concluida, Poirot anuncia que tiene “el honor de retirarse del caso”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s