Fragmento: El pistolero, La Torre Oscura I- Stephen King

Daii

Si renunciaste a tu corazón por la Torre, Roland, ya has perdido. Una criatura sin corazón es una criatura sin amor, y una criatura sin amor es una bestia. Ser una bestia tal vez sea tolerable, a pesar de que el hombre que ha llegado a serlo seguramente pagará al final el precio propio del infierno, pero ¿y si consiguieras tu objetivo? ¿Y si realmente tomaras por asalto, sin corazón, la Torre Oscura y la ganaras? Si nada hay más que oscuridad en tu corazón, ¿qué puedes hacer más que degenerar de bestia en monstruo? Ganar las propias metas como una bestia sólo resultaría amargamente cómico, como darle una lupa a un elefantasma. Pero ganar las propias metas como un monstruo…
Pagar con el infierno es una cosa. ¿Pero quieres poseerlo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s